EP02 Peloponeso 08 ¿Pie izquierdo, pie derecho? ¿De dónde viene la superstición?

Pie izquiedo

La mejor receta para dejar de ser supersticioso es enterrar vello púbico cortado durante la subida de la marea en tierra regada con agua bendita. O tal vez no. Pero escuchando este podcast algo se aprenderá al respecto.

¿Sabes de dónde viene la expresión “entrar con el pie izquierdo”? Miles de frases hechas y usadas por nosotros a diario tienen su origen en la antigua Grecia. Si vais a escuchar este podcast, empezad con buen pie, no vaya a ser…

http://www.ivoox.com/ep02-peloponeso-08-atencion-no-entrar-el_md_4141116_wp_1.mp3″

Ir a descargar

¿De dónde viene la tradición de entrar con el pie derecho?

¿Qué tiene que ver lo de entrar con el pie derecho con la Guerra del Peloponeso? ¿Eh? Pues eso nos gustaría saber.

Lo de “Entrar con el pie derecho” es una superstición que todos conocemos y muchos ponen en práctica para que, al empezar cualquier tarea, la suerte nos acompañe.

Sabemos que, en el Quijote, Cervantes aconseja “empezar la jornada primero con el pie derecho”.

Si buscas por internet, encontrarás que ya en la antigüedad era una costumbre pagana. Los sacerdotes subían al altar apoyando primero el pie derecho, convencidos de que ese primer paso podía inclinar a su favor la simpatía de los dioses.

Pero, ¿por qué el pie derecho?

Convencidos de que hay vida más allá de la Wikipedia, el equipo de investigación de El Punto se ha puesto en marcha y ha encontrado un artefacto rectangular con un montón de hojas de papel, mogollón de letras impresas, a veces incluso por dentro y aún diría que por las dos caras, con las hojas unidas por un lado y protegidas por tapas que, a veces, llevan palabras y a veces fotos de señoras montando en bicicleta.

El que hemos encontrado lleva por título Los Mitos Griegos y lo ha escrito un tipo que se llama Robert Graves.

Lo que nos cuenta Roberto es que los guerreros etolios eran famosos por su costumbre de hacer la guerra llevando solo el pie izquierdo calzado. Un recurso que, según Tucídides, adoptaron ciertos enemigos de Atenas durante la guerra del Peloponeso para poder moverse mejor en el barro.

No queda claro por qué llevaban descalzo el pie derecho; lo que sabían bien los de la Liga de Delos es que, cada vez que descuidaban las zonazas, los etolios les atizaban un golpe bajo con el pie izquierdo en salva sea la parte.

Por eso, el pie izquierdo era el pie hostil. El pie de las patadas en… ya sabes.

Y por eso nunca se entraba en casa de un amigo con el pie izquierdo.

La tradición sobrevive todavía en los ejércitos. Por eso, a la voz de Marchen, los soldados empiezan con el pie hostil cantado eso de izquierda, izquierda, izquierda, derecha, izquierda.

Así que, ya sabes. Si quieres que la suerte te acompañe, empieza con el pie derecho.

Y si quieres que la fuerza te acompañe y buscas pelea, montar una guerra de las galaxias, o poner en marcha una revolución, no dudes en empezar con el pie izquierdo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada por El Punto sobre la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: