EP 04 Cristianismo. The Beginning 04 Manual para una buena Crucifixión. Niños, no lo intentéis en casa.

article-0-020810DC00000578-604_468x365Conocemos la crucifixión sobre todo gracias a la figura de Jesús. Pero es un invento que se practicaba mucho antes del siglo I. Y se ha practicado mucho después. ¡Incluso en nuestros días!. Si queréis estar a la última sobre una práctica tan deliciosa, no os perdáis esta joya de Nuria García y Lorenzo Gallardo.

http://www.ivoox.com/ep-04-cristianismo-the-beginning-04-manual-para_md_4293718_wp_1.mp3″

Ir a descargar

LA ENTRAÑABLE HISTORIA DE LA CRUCIFIXIÓN

Bienvenidos a esta pequeño introducción a la práctica de la Crucifixión a través de la Historia. Es decir… ¡que va a ser un programa MUUUUY divertido!

Sí, el invento de la crucifixión no es bonito, digamos. Clavar a alguien y ver como muere lenta y dolorosamente pues está feo, ¿no?. En eso estamos todos de acuerdo.

Que hoy todos sepamos en qué consiste la crucifixión se debe claramente a Jesús, el profeta que nació en el año 1 Después de Cristo. O sea, después de si mismo… Bueno eso es un lio que os contamos en otra lugar..

Antes de segur definamos qué es una buena crucifixión y qué estudios hacen falta para llevarla a cabo.

En sentido amplio consiste en fijar e inmovilizar un cuerpo en una posición elevada con la entrañable intención de provocar una muerte lenta y agónica.

Una estaca o un árbol eran suficientes. La estructura en forma de cruz no fue la primera, ni de lejos. Y lo sistemas de anclaje del sujeto han variado a lo largo de la historia. Desde simples cuerdas hasta los famosos clavos. No se han documentado crucifixiones con grapas, pero vaya usted a saber.

¿Para qué servía una buena crucifixión? La intención no era solamente acabar con la vida del desdichado. Eso se puede hacer de formas más sencillas. La crucifixión era siempre una castigo ejemplarizante.

Una forma rotunda de enviar un mensaje para los que quieran volver a infringir el orden establecido:

“Si haces aquello que no queremos que hagas morirás de forma horrible asfixiado por tu propio peso, desangrado, humillado, deshonrado y devorado por los buitres que se comerán tus ojos antes de arrancarte el corazón…

¿A qué te vas aportar bien, pequeñín?”

El recao llegaba clarito. ¿Verdad?.

Repasemos la historia de tan edificante costumbre.

Las primeras referencias vienen del Mediterráneo oriental. Nuestros amigos los persas eran muy aficionados al invento. Una bonita tarde del 519 Antes de Cristo, el Rey Darío crucificó a unos 3.000 babilonios. 3.000. del tirón.

Si yo hubiera sido crucificadora aquella tarde habría presentado mi dimisión. Se acabó hacer horas extra.

Otro ejemplo. Alejandro Magno, genio militar y un gran político que alternaba con sabiduría la política de conciliación con la política de “Nome nome quete quete”. Tras conquistar la ciudad de Tiro, en el actual Líbano, decidió que era hora de ponerse serios y de hacer saber a todas las ciudades el destino que les esperaba si no se rendían ante sus ejércitos.

La forma de enviar el mensaje fue adornar la costa con 2000 crucificados. Imaginaos caminar por el Paseo Marítimo de Tiro aquella tarde. La luz del sol, tomar un helado con la familia mientras se contempla el eterno vaivén y el plácido rumor de las olas, las aves carroñeras peleándose por intestinos, la sangre inundando los chiringuitos de paella…

¡Ah, y no os penséis que en España esto no pasaba! En nuestra hermosa Cartagena, cuando su nombre era aún Cartago Nova, un general cartaginés que hubiera fracasado en sus proyectos militares era crucificado. Como para animar al sustituto. Cuando paseéis por Cartagena recordadlo.

Y llegamos por fin a Roma, que ya nos parece terreno conocido.

La crucifixión fue el clásico y casi inevitable castigo al esclavo díscolo o huido. Un patricio crucificó una vez a un esclavo porque había probado una salsa. Parece que el hombre no estaba de buen humor aquel día.

A “El Punto sobre la Historia” le parece un pelín excesivo.

¿Recordáis como terminó la revuelta de los esclavos de Espartaco? Exacto. Y si alguien no ha visto la película de Kubrick ya está dejando esto y viéndola.

Y por supuesto, el icono gracias al que todos conocemos esta práctica: El nazareno. Recordad lo que dije antes de que la crucifixión trata de dar ejemplo. Esa era la intención con Jesús. El poder romano en Judea no estaba para permitir a posibles revolucionarios que socavaran su influencia. Una cuestión más política que otra cosa. Pero no hablemos de religión, que siempre hay alguien que se ofende.

Si pensáis que la crucifixión es cosa del remoto pasado pasado. ¡Eeeeerror!

Durante el shogunado Tokugawa, entre los siglos XVII y XIX en Japón era frecuente la práctica del “haritsuke”, que viene a ser lo mismo. En 1597,  para comenzar a lo grande la persecución de los cristianos en Japón, se montaron una fiesta con 27 crucificados cerca de Nagasaki. Afortunadamente no hay fotos.

en japonés. El condenado (usualmente un criminal sentenciado) era atado a una cruz en forma de “T”. Al final de la ejecución, terminaban con su vida clavándole lanzas. El cuerpo era dejado allí durante un tiempo antes del entierro.

El 5 de febrero de 159726 cristianos, japoneses y extranjeros, tanto clérigos como laicos, fueron clavados en cruces en la colina Nishizaka de Nagasaki, Japón. Entre los ejecutados se encontraban Pablo Miki y Pedro Bautista, un franciscano español que había trabajado cerca de 10 años en Filipinas. Estas ejecuciones marcaron el comienzo de una larga historia de persecución a los cristianos en Japón, que siguió hasta que los Estados Unidosy otros aliados vencieron a Japón en 1945, finalizando la Segunda Guerra Mundial. La aclamada novela histórica “Silencio” (Chinmoku) del autor japonés Shusaku Endo da un recuento de la persecución del siglo XVII basado en las historias transmitidas oralmente de las comunidades Kakure Kirishitan.

En la Primera Guerra Mundial algunos soldados alemanes excesivamente motivados practicaron crucifixiones en la pobre Bélgica. Las atrocidades en esa zona fue después un acicate propagandístico para los aliados que asaltaban posiciones al grito de “Recordad Bélgica”

Parece que los alemanes le cogieron gusto al asunto porque 30 años después en los campos de concentración nazis se crucificaba a homosexuales y testigos de Jehová.

¿Cómo vamos a fiarnos de un alemán si cada vez que te da las gracias te dice “tanque”?

Las últimas referencias nos llegan desde Sudán en los años 90 y Yemen en la actualidad. Países ambos de honda raigambre democrática y conocido respeto por los derechos humanos.

Acabemos con una historia divertida para aligerar el tono, que tanta sangre produce picores.

Tras la Segunda Guerra Mundial el grandioso director de cine Billy Wilder trabajó para reconstruir la industria del cine en la Alemania ocupada por los Aliados. Billi tenía razones para estar pelín molesto con los nazis, ya que estos habían gaseado a su padrastro, su abuela y su madre…

Un actor llamado Anton Lang se presentó para interpretar el papel de Jesucristo en una película. Anton afirmaba que ya había interpretado el papel antes de la guerra. Billi Wilder descubrió que el bueno de Anton había sido oficial de las SS.

Billi se lo pensó un poco y le dijo que le daba el papel con una sola condición: Que los clavos que se usaran en el rodaje fueran DE VERDAD.

Genial, el gran Billi. Genial.

Acabemos ya con esto.

La crucifixión es parte de nuestra cultura. Porque somos humanos, y por lo tanto capaces de las mayores maravillas de los actos más cafres. Una crucifixión en concreto cambió la Historia. Y permitidme una reflexión: ¿Sería hoy el mundo igual si en lugar de clavar a Jesús en una Cruz,  sólo le hubieran puesto una multa por aparcar mal la mula?

Anuncios
Esta entrada fue publicada por El Punto sobre la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: