EP06 II Guerra Mundial. 03 La invitación de bodas de Adolf Hitler y Eva Braun.

adolfLa boda de Adolf Hitler y Eva Braun fue, por decirlo de alguna manera, atípica. Se casaron bajo las bombas de los soviéticos que estaban ya a sólo 400 metros de la Cancillería. Y nada de luna de miel a Cancún. Su viaje de novios fue ardiente. Concretamente en una zanja y cubiertos de petróleo. Nuria y García y Lorenzo Gallardo se ponen en la piel de los protas y os traen como hubiera sido su invitación de boda.

http://www.ivoox.com/ep-06-lo-no-sabiais-sobre-la_md_4461468_wp_1.mp3″

Ir a descargar

INVITACIÓN DE BODA ADOLF Y EVA

La boda de Adolf Hitler y Eva Braun no fue lo que podríamos llamar una boda típica.

El 29 de Abril de 1945, pocas horas antes de ser capturados por el ejército soviético, la parejita feliz se casa y deciden celebrarlo con un entrañable suicidio. No sabemos si durante la ceremonia algún despistado si vino arriba y gritó “Vivan los novios”.

Si lo hizo, sería amablemente invitado a abandonar la boda o en su defecto a meterse una bala en el cerebelo. No es forma de tratar a los invitados, pero no estaba la cosa para bromas.

Imaginemos por un momento que Adolf y Eva hubieran grabado una invitación de boda para repartir entre sus allegados. El resultado hubiera sido más o menos este…

Los datos que se van a dar son fidedignos y a efectos de claridad narrativa hemos optado por no hacerlo en alemán, sino es español. Entended que nuestro alemán está algo oxidado. Yo concretamente hace más de 40 años que no lo hablo.

Bien, al lío

 

ADOLF

Hola amigos, Soy Adolf

EVA

Y yo Eva.

ADOLF

Y queremos invitaros a …

AMBOS

¡Nuestra bodaaa!

ADOLF

Vamos a contaros lo que os vais a encontrar si acudís a nuestra boda. ¡No os olvidéis de traer un buen regalo!

EVA

No hace falta que traigáis gasolina para quemar nuestros cadáveres, ¡que eso ya tenemos!

ADOLF

Os enviaremos un mapa con las indicaciones para llegar al bunker de la Cancillería del 3er Reich. Es un sótano algo oscuro pero la luz la pondrán nuestros corazones enamorados.

EVA

Para llegar debéis atravesar las líneas soviéticas del general Zhukov y del General Koniev. Es un poco más complicado que llegar al típico salón de bodas en la carretera de Villanueva del pardillo km 23, salida 12.

ADOLF

Hay 766.000 soldados soviéticos con ganas de matar a todo el mundo. 10.000 piezas de artillería adornando con fuegos artificiales nuestra boda.

EVA

SI os capturan haceos los despistados y decid “Rusky rusky, Hitler kaput”. No creo que cuele y lo más probable es que os metan un tiro en el cerebelo.

ADOLF

Pero si lográis pasar el cerco y llegar a la cancillería disfrutareis de las siguientes actividades:

EVA 

Se servirá una pequeña fiesta con champán y música amenizada con apagones de luz y temblores gracias a la artillería soviética. Han llegado a 400 metros de aquí, ¡que emocionante!

ADOLF

Mientras tomáis algo yo descubriré que mi amado Goering, jefe de la Lutwaffe y el bastardo pomposo más inmundo del planeta, Me ha traicionado tratando de negociar con los aliados un alto el fuego. Eso sí, con los americano que avanzan desde el oeste. A los rusos no los quiere ni ver.

EVA

Adolf, Gordi, ¿por qué nos tendrán tanta tirria esos rusos?

ADOLF

Es que son muy suyos, gracias a esta guerra que yo empecé con tanto mimo han muerto 26 millones de rusos. Es que no aguantan una broma.

EVA

Enseguida se recibirá la noticia del asesinato de nuestro querido compañero y aliado el Ducce Benito Mussolini. Su cuerpo y el de su amante Clara Petazzi han sido colgados por los partisanos y están expuestos boca abajo.

ADOLF

Que, que queee falta de romanticismo. No se casaron como vamos a hacer nosotros. Ah, Eva, una cosa: me he reservado hasta el matrimonio, y no sé yo si nos va a dar tempo de consumar el primer coito nupcial.

EVA

Pues no creo, Gordi.

ADOLF

¡Pero que eso no empañe la celebración! La ceremonia de boda se realizará en una pequeña habitación con mi secretaria Traudl Junge y como testigos mi fiel Ministro de Propaganda el dr Goebbels y su encantadora esposa Magda.

EVA

Nadie nos tirará arroz. Eso sí, bombas, las que queráis.

ADOLF

Tras la ceremonia yo me encerraré dos horas con mi secretaria para dictarle mi testamento político.

EVA

En él, mi chico insiste en que es guay y no ha hecho nada malo. Que es sois unos liantes… También explica  nuestro matrimonio con estas palabras:

ADOLF

“Puesto que creí durante los años de la lucha no podía asumir la responsabilidad de formar un matrimonio, he decidido ahora, al fin de mi tránsito por el mundo terrestre, convertir en mi esposa a la mujer que, después de años de fiel amistad, llegó por su propia voluntad a la casi cercada ciudad para compartir su destino con el mío. Por deseo mío, se dirige a la muerte siendo mi esposa».

EVA

Calla calla, me va a hacer llorar, ladrón…

ADOLF

¡Aquí llegará la parte divertida! Pienso cual será la mejor forma de terminar con nuestras vidas. Tras casarse lo normal es probar una tarta, pero yo he decidido tomar unas cápsulas de cianuro, bajas en calorías, eso sí.

EVA

Como buenos alemanes, somos muy concienzudos. Y probaremos las cápsulas en nuestro viejo amigo blondie, el perro de Adolf, que está en una esquinito muerta de miedo por los bombardeos.

ADOLF (CON ORGULLO)

Blondie muere como un alemán. Al menos como un pastor alemán, que es lo que es.  ¡Y ya está todo listo!

EVA

Nos daremos un paseíto despidiéndonos de todos. Como si nos fuéramos a coger un vuelo a Cancún.

ADOLF

Nos meteremos en una pequeña habitación con un sofá y una mesita. Eva se tomará una cápsula de cianuro.

EVA

Y Adolf se tomará otra capsula y segundos después se pegará un tiro en la boca. Ya sabéis, somos alemanes, las cosas hay que hacerlas bien.

ADOLF

Nuestros cuerpos serán sacados en mantas a un pequeño jardín trasero. Mi manta es marrón y sale una pierna por un lado. Me han contado, vamos…

EVA

Nos rociarán con gasolina y seremos quemados.

ADOLF

¡Y tranquilos, que la fiesta continua! Magda Goebbels pasará un rato estupendo durmiendo con morfina y después matando con cianuro a sus 6 hijos pequeños.

Los 5 más pequeños se tomarán la morfina encantados porque les dijeron que era bueno para ellos.

EVA

Eso sí, la hija mayor, que ya tenía 12 años, no se dejó engañar por mamá y luchó para no tomar nada, porque le parecía todo un poco raro. Magda tuvo que forcejear con su hija para obligarla a tomar la morfina. Una escena de lo más edificante. ¿Verdad, Adolf?

ADOLF

Pues no sé. Yo para entonces ya estaré muerto, jajajaj

EVA

Es verdad, Gordi. Después, Goebbels grita “Hail Htler”, le pega un tiro en el corazón a su señora y otro a si mismo en la cabeza.  Una risa…

ADOLF

Y ellos también serán quemados. Sin embargo a los pequeños no los queman, fíjate tú.

EVA

Adolf, Adolf, siempre he querido preguntarte algo.

ADOLF

Dime, boquita de piñón.

EVA

¿De verdad te suicidaste porque se aproximaban los rusos y no querías vivir la vergüenza de ser capturado?

ADOLF

No. Tonta. Me suicidé cuando vi la factura del gas.

EVA

Es que eres un guasón…

ADOLF

Pues nada, amigos. Ya estáis invitados.

EVA

Se ruega confirmación. Es para ir pidiendo gasolina para todos.

ADOLF

Esperamos que el programa de la boda os resulte atractivo. Bonito, lo que se dice bonito no es, pero no me digáis que no es espectacular.

EVA

Estamos taaan enamorados…

ADOLF

Desde el corazón del casi extinto Tercer Reich mi chica Eva y yo os deseamos

AMBOS

¡Feliz postguerra!

Anuncios
Esta entrada fue publicada por El Punto sobre la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: