EP06 II Guerra Mundial. 07 OPERACIÓN PAPERCLIP. A la caza del científico nazi.

paperclip1945. Rusos y norteamericanos se enzarzan en una carrera para llevarse a su país a los científicos nazis y sus progresos tecnológicos. El resultado de esa carrera dio forma al mundo de los siguientes 50 años. Lorenzo Gallardo os lo cuenta en un pis pas.

http://www.ivoox.com/ep-06-lo-no-sabiais-sobre-la_md_4461020_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Como dicen los amantes, pongámonos en situación.

Desde 1944 todo el mundo, excepto posiblemente Adolf Hitler, sabía que la guerra la ganarían los aliados. La cuestión era “cuando”. Y una cuestión más importante todavía era como se organizaría el mundo después.

Se estaba preparando la siguiente guerra, que ha durado hasta 1989. La guerra entre el bloque occidental y el bloque soviético. Mal llamada Guerra

Fría.

Muy mal Guerra Fría. El hecho de que no haya habido conflicto nuclear no significa que haya sido fría. Ha sido muuuy caliente con innumerables conflictos en todo el planeta reflejo de esta guerra de fondo.

Volvamos a 1945. Las dos potencias emergentes, Estados Unidos y la Unión Soviética, se miran de reojo y afilan sus cuchillos para ponerse en la pole position para liderar el mundo de la postguerra.

Ambos países se lanzaron a una carrera secreta a muerte entre “aliados”, entre muchísima comillas, para conseguir el tesoro, el gran premio. No era oro, ni petróleo.

Había que conseguir toda la tecnología y todas las mentes científicas nazis. El bando que obtuviera esto partiría con gran ventaja apara dominar el mundo.

Desde los años 30, el régimen nazi comenzó un plan de rearme militar destinando ingentes recursos a la investigaciñon. Lo que llamamos hoy I+D.

Los avances científicos y técnicos de la ciencia nazi fueron espectaculares. En medicina, aeronáutica, electrónica, inteligencia militar, desarrollo de materiales, tecnología nuclear…

Y todo ese caudal técnico y humano sería para los primeros que llegaran. Y esos serían los dueños del tablero mundial.

Los soviéticos avanzaban desde el este como una apisonadora.

Los aliados occidentales desde el oeste. Con menos velocidad. Pero contaron con una de las operaciones de inteligencia más exitosas y espectaculares de la historia. La Operación Overcast, rebautizada más tarde como Operación Paperclip.

Se trataba de “extraer”  de la Alemania Nazi ya colapsada ”( es el término oficial) a todos los científicos, sus conocimientos y sus trabajos y llevarlos a Estados Unidos para trabajar en aras de  aquello de la “american way of life”.

Era una carrera sin podio. El ganador se lo llevaba todo. El segundo se quedaba sin nada. Recordad aquello de la película de “Los inmortales” ¡Sólo puede quedar uno!

Pues eso.

Para darnos cuenta de la importancia de aquella operación, se dijo que  Werner Heisenberg, la cabeza visible del Proyecto alemán de energía nuclear “…valía más que diez divisiones de alemanes.”

Y posiblemente era cierto.

La operación Paperclip fue diseñada meticulosamente y con objetivos concretos. Las operaciones específicas tenían nombres maravillosamente peliculeros.

Fijaos:

Operación backfire. Para extraer técnicos en cohetes y propulsión

Operación Eclipse, destinada a encontrar las bombas nazis V-1 y V-2 y conseguir su tecnología

Operación Safehaven. Complementaria de la anterior. Una red para impedir la fuga de científicos nazis hacia Sudamérica.

Operación Alsos. La vital búsqueda de tecnología nuclear.

Operación Lusty, recuperaciñon de tecnología aeronaútica

Operación surgeon. Una rama británica para conseguir secretos aeronáuticos de la Lutwaffe

Hay más nombres para películas de espías: Project 63. Agencia FIAT. Centro clandestino Dustbin. Target Intelligence Commite, Red Stay Behind…

Como mola, ¿eh?

La carrera la ganaron los Aliados. Más que los aliados en conjunto, los Estados Unidos en particular.

El ejemplo más conocido de esta batalla fue la “extracción” a Estados Unidos del científico “Werner Von Braun”. El creador de las bombas volantes nazis V-1 y V-2, que cayeron sobre Londres como moscas.

Fijaos lo que es la vida. Años después Werner Von Braun fue el responsable directo del Proyecto Apolo. Este hombre volaba por los aires a inocentes londinenses en 1944 y puso el hombre en la luna en 1969. La verdad es que el hombre estuvo ocupado.

Bien, los yanquis han ganado. Se llevan a casa y ponen a trabajar a los científicos.

Pero hay un problema. Muchos de ellos son responsables de crímenes de guerra, colaboradores directos y necesarios de la barbarie militarista nazi.

En los juicios de Nuremberg en 1945 y 1946 se juzga a todo nazi responsable.

Bueno, pues con estos… se hizo la vista gorda. “Tú curra para nosotros… y pelillos a la mar”

Éticamente es feo. Pero aplicando la “realpolitik” inevitable y necesario.

Por cierto, todavía hay miles de documentos clasificados al respecto. Tal vez nuestros hijos puedan acceder a ellos.

Alguna cosilla fea que sí se sabe. Por supuesto, para integrar a estos “nuevos americanos” en el país de acogida hubo que reescribir muchas biografías y tapar muchas cositas malas.

Un nombre inquietante pero más listo que el hambre. El cerebro de la operación Paperclip fue Allen Dulles. Sí, el tipo que da nombre al aeropuerto de Washington. Primer jefe de la CIA y el hombre que lo supo todo de todo el mundo durante 40 años.

Una de las cosillas que se descubrió al revolver en los archivos nazis fue una tontería de ná que os va a hacer gracia. Os presento a Prescott Bush, sí, de esos Bush. padre del presidente George Bush y abuelo del también presidente George W Bush, me seguís ¿no?.

Esta poderosa familia, espejo de virtudes, arrancó su poder con el abuelito Prescott haciéndose de oro en los años 30 financiando la industria armamentística nazi.

¿Perdón?

Que sí, que sí. Que para ganar dinero no hay enemigos. Me parece bien, pero que luego se les llene la boca de “libertad”, “democracia” y “patriotismo”. Eso si me toca un poquito los cinierfos… por llamarlo de alguna manera ya que estamos en horario infantil

Para terminar, la Operación Paperclip fue uno de esos momentos en los que la historia posterior hubiera sido diferente si los eventos se hubieran desarrollado de otra manera, ¿verdad?. Sólo podemos especular… pero es divertido hacerlo.

Y si todo ese tesoro científico se lo hubieran llevado los soviéticos. ¿Habrían llegado a la luna antes que los americanos? Yo estoy seguro de que sí. ¿La coacción nuclear sobre ambos hemisferios hubiera sido más peligrosa? Creo que también.

Pero vamos, todo esto es opinable. Es lo divertido de la Ucronía. El “qué hubiera pasado si…”

Anuncios
Esta entrada fue publicada por El Punto sobre la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: