EP07 Momentos tontos de la Historia. The very Best. 01 ¡Qué viene el Fin del Mundo!

collage-2015-05-28Desde que el mundo es mundo siempre ha habido tontos que le han puesto fecha de caducidad. Lorenzo Gallardo repasa algunos de estos momentos poco dignos de nuestra historia.

Alguno acertará alguna vez, pero será de casualidad. Y lo contaremos cuando llegue el caso. Mientras, disfrutad de la majadería humana en su tinta.

http://www.ivoox.com/ep-07-momentos-tontos-historia-the_md_4563592_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Vamos a desmentir aquello de que “El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”.  Pues no, según los últimos estudios el número de tropiezos varía entre los 124 y 345. En cada piedra. Y piedras hay unas cuantas…

Una piedra en la que tropezamos constantemente es en esa de profetizar el Fin del Mundo. Hasta ahora sin éxito, cosa que a El Punto sobre la Historia le parece bien.

Algunas de estas profecías son consecuencia de la forma de pensar de su tiempo, y como siempre decimos esa perspectiva hay que tenerla en cuenta.

Es un gran error siempre juzgar hechos históricos con una mentalidad actual y no entender el mundo en el que se produjeron. Perooo…no nos pasemos. Muchas veces, una memez es una memez.

Comenzamos nuestro repaso a algunos fallidos fines del mundo.

753 antes de Cristo. Fecha de la Fundación de Roma. Algunos romanos iluminados pensaron que el mundo finalizaría 12 años después, en el 741 Antes de Cristo, debido a un mito ligado a 12 águilas. Llega el año en cuestión y no pasa nada. (Entre nosotros, para los que murieron ese año sí se acabó el mundo).

Al ver que no se acababa nada hicieron otra vez las cuentas y pensaron que cada águila representaba 10 años, así que lo retrasaron 120 años más.

Ah, tampoco pasó nada.

Este sistema se repite siempre, veréis. Se da una fecha, no se destruye ni el mundo ni nada y alguien se da cuenta de que había algún error en el cálculo inicial. Y propone otra fecha. Y así seguimos hasta hoy

Año 400 después de Cristo. Fue la fecha del fin del mundo según San Martín de Tours. Él murió 3 años antes del fin del mundo, que me parce una falta de delicadeza y de educación. A ver, tío, si predices un Fin del Mundo,  tu obligación es estar presente, no jodas.

Este San Martín por cierto es al que nos referimos con aquello de “A cada cerdo le llega su San Martín”,, pero sólo porque su santoral se celebra el 11 de Noviembre, fecha que coincide con la época de la matanza.

Año 500 después de Cristo. Sexto Julio Africano, (habría cinco antes) que murió en el año 240 tiro con dos pistolas al afirmar que el mundo finalizaría en el año 500… y si no, en el 800. Con un par. Es curioso porque este hombre fue un sabio y el padre de la cronología Cristiana. Y a pesar de lo dicho, un tipo interesante que como siempre os invito a investigar.

Llegamos a los buenos tiempos del milenarismo. El año 1000 de la Era Cristiana había una percepción de inminencia del fin de los tiempos… 1000 años después del nacimiento de Cristo. Es curioso, porque como os contamos en otro de nuestros podcasts Jesús no nació en el año uno no de coña. Así que el milenarismo estaba equivocado desde la base.

El año mil pasó sin mayores contratiempos. Y de nuevo… ¡ah, no, espera, que era no era la cuenta! Son 1000 años no desde el nacimiento de Jesús, sino desde su muerte, así que vamos a esperar al 1033 y verás que risa.

Hago un inciso: Estamos hablamos de tradiciones occidentales. Si yo soy chino en el año 1000 y unos tíos raros en el otro extremo del mundo dicen que se va a acabar el mundo… yo les diría “¿de qué vais? a mi dejadme en paz, iros al garete vosotros, que yo estoy aquí cultivando arroz tranquilamente, que tenéis unos ojos mu raros…

Fin del inciso. Continuamos. Damos un salto temporal y llegamos a los tiempos modernos, que para esto son bastante más tontos que los antiguos.1792. Unos religiosos asentados en la costa este de Estados Unidos provenientes de Inglaterra y con el nombre más cool que puede tener una religión, los cuáqueros, decidieron que Cristo vendría “como un ladrón” dicen sus textos, y destruiría el mundo.

Si yo fuera como ellos, que viven en perpetuo celibato y dedicados perpetuamente a la ebanistería en la húmeda Maine, también querría que acabara el mundo.

El mundo no acabó en ese año y decidieron que acabaría dos años después, en 1794. Tampoco acabó nada y ahí siguen ellos, haciendo sillas…

Esto debería ser cono en los deportes olímpicos, al tercer intento fallido descalificación.

 Los Testigos de Jehová son estrellas invitadas en esta lista con un lugar ganado a pulso. En 1870 Charles Taze Russell recogió los estudios de un profeta anterior llamado Willian Miller que había calculado mal el fin del mundo 2 veces. Hasta que se hartó de equivocarse. Charles recalculó las fechas y atención a este bonito giro narrativo profetizó que en 1914 llegaría una era de paz y amor para los cristianos. Justo cuando NO profetiza el Fin del Mundo es cuando casi ocurre. En 1914 comenzó la Primea Guerra Mundial. Buena puntería, chaval.

Por cierto, que el señor Charles Taze Russell montó uno de los emporios editoriales más grandes del mundo. Fue denunciado por repartir demasiado amor entre sus adeptas más jóvenes y hermosas y completó su inmensa fortuna vendiendo “trigo sagrado” “judías milenarias” y “semilla maravillosa de algodón para curar apendicitis”. Pero dejémonos de detallitos y vayamos al año 1975. El año en el que según los Testigos de Jehová. Herederos del tal Charles Taze  Russell se produciría la Batalla de Armagedón, la aniquilación de la Iglesia católica y la destrucción de los poderes seculares.

Hombre, aquel año murió Franco, pero no es lo mismo.

Dejamos a los testigos de Jehová con sus cosillas y vayámonos a 1994.  John Hinkle dejó clarísimo que el 9 de Junio Cristo bajaría sobre la Ciudad de los Ángeles y los cataclismos acabarían con la humanidad.

Lo que acabó fue su credibilidad. Pero como siempre ocurre, matizó que los cataclismos habían sido, atención, “invisibles”. Y como suele ocurrir, no pasó nada. Millones de personas siguieron creyendo en él. Me cuesta no poner un adjetivo a esas personas. Me cuesta muuucho… Venga, tío, resiste.

Año 2000. El milenarismo vuelve con fuerza. Decenas de predicciones terribles.

Mi favorita  por supuesto es la del “Movimiento para la Restauración de los Diez Mandamientos” del buen amigo Joseph Kibweteere, que generó cientos de suicidios o no tan suicidios en Uganda.

Y acabemos con la tontería del 2012. En ese año se juntaron varias tradiciones apocalípticas para formar un follón en el que muchos tontos fueron víctimas de unos pocos listos, como suele suceder.

Por un lado la historia del planeta Niburu, un hipotético planeta oculto del que hablan antiguos textos sumerios y que fue aprovechado por un tal Zecharia Sitchin con una jerga anticientífica para advertir de su choque con la Tierra en 2012. ¿Vosotros os acordáis del choque?  Yo no.

A eso le sumamos una mala interpretación de mitos mayas de creación y destrucción cíclica del universo que parecían coincidir en ese fatídico 2012. ¡El fin del mundo según los mayas! En realidad a los mayas eso les importa poco porque como civilización desaparecieron hace 10 siglos. Millones de personas en todo el mundo se prepararon para lo peor. Los listos, de nuevo, vendieron refugios antifindelmundo a los pobres convencidos.

Dejamos aquí este repaso de los fines del mundo que no han sucedido. En realidad el mundo se está acabando constantemente. Ocurre todos los días para la persona que deja de vivir.

Como decía un amigo mío: ¿para qué existía el mundo antes de que yo naciera?

Anuncios
Esta entrada fue publicada por El Punto sobre la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: